Estructura metálica. Superficies en melamina u hoja de madera. Cajoneras con cierre centralizado y llave plegable. Sistema «anti-vuelco», que sólo permite abrir un cajón a la vez para que la cajonera no tumbe. Están equipadas con armazón para bolsas. Frentes rectas y tirador lateral embutido. Con porta-lapiceros.