Economía, simplicidad, ligereza son los tres elementos principales que unen vidrio, aluminio y paneles opacos recubiertos con melamina o láminas de madera natural. La necesidad actual de movilidad y adaptación requiere cada vez más espacios para adaptarse. El L50 ha sido diseñado y producido para adaptarse fácilmente a los espacios idealizados. Una solución independiente o conjunta de transparencia y opacidad.